CONOCER A NUESTROS PÁJAROS, lo que dicen, por sus gestos.
GESTOS
Tiene las alas extendidas
SIGNIFICADO
Actitud agresiva, desentumecimiento o descenso de la temperatura corporal

GESTOS
Está apoyado sobre una sola pata
SIGNIFICADO
Actitud de bienestar

GESTOS
Plumaje ahuecado, formando una bola
SIGNIFICADO
Precario estado de salud
GESTOS
Pico abierto
SIGNIFICADO
Actitud amenazadora, enfermedad respiratoria o descenso de la temperatura corporal
GESTOS
Cabeza debajo del ala
SIGNIFICADO
Sueño o precario estado de salud
GESTOS
Cabeza inclinada
SIGNIFICADO
Petición de ser rascado por la pareja o mejor observación visual
GESTOS
Se limpia y se frotan el pico el uno al otro
SIGNIFICADO
Individuos muy congeniados
GESTOS
Distensión de un ala y una pata
SIGNIFICADO
Desentumecimiento o actitud de bienestar
GESTOS
Plumaje muy apretado al cuerpo y cuerpo encogido
SIGNIFICADO Fuerte susto

¿QUE DICE EL CANARIO CUANDO CANTA?

Varios son los significados del canto. Veamos algunos a continuación:

• Señalamiento de su presencia a los demás canarios

• Señalamiento de la posesión de un territorio

• Conquista de una hembra

• Hacer compañia a la hembra durante la construcción del nido y la incubación

SI EL MACHO CANTA, EL NIDO ESTÁ LISTO ANTES.

En efecto, parece que está demostrado que si el macho canta mientras la hembra se está ocupando de la construcción del nido, ésta se dará prisa en terminarlo y pondrá en él un mayor número de huevos. Esto ocurre incluso cuando la hembra oye sólo una grabación de ese canto

LA DOMESTICACIÓN

Domesticar un canario no es tarea muy difícil, aunque lo que necesitamos es mucho tiempo libre y mucha paciencia. Para domesticar nuestro canario, empezaremos acostumbrándolo a nuestra presencia para que no se asuste. Lo primero sería darle de comer a través de los barrotes de la jaula, usando para eso una golosina; cuando el canario se acostumbre a venir a coger la golosina sin ningun miedo, podremos pasar a la siguiente fase que consiste en darle unos piñones, trozos de manzana o bizcocho introduciendo la mano en el interior de la jaula y esperar a que el canario se pose en nuestra mano para comer. Cuando lo hayamos conseguido, es decir no la primera vez que venga, sino cuando se acostumbre a posarse en nuestra mano para comer, podremos intentar soltarlo por la casa, eso si teniendo en cuenta que todas las ventanas y puertas estén bien cerradas y con nuestra impresindible presencia en el lugar para evitar algún mal que se podría hacer.

EL ADIESTRAMIENTO PARA EL CANTO

Adiestrar a nuestros canarios para el canto no es ni mucho más difícil, ya que reciben la facultad canora por herencia genética, aun así para mejorar sus posibilidades canoras nesecita escuchar a un canario adulto al que se le llama maestro. Los jóvenes serán alojados en pequeñas jaulas adosadas formando una jaula-armario (fig. 1) y se colocará al canario adulto (maestro) frente a la jaula-armario; de este modo los jóvenes cantores se fijarán en el maestro que les enseñará su largo repertorio

LOS HÍBRIDOS FÉRTILES

El color rojo no ha sufrido el camino de la mutación, sino que es el fruto del cruzamiento, y luego su seleccción, de una canaria y un cardenalito de Venezuela. Este pequeño fringílido, proviene de America del Sur y, apareado con una canaria, da origen a un prole con los colores del padre y el tamaño de la canaria. La decendencia de este acoplamiento da la posibilidad de seguir con más acomplamientos, obteniendo así succesivamente, cada vez individuos del tamaño y forma de canario, guardando el color rojizo del plumaje de los cardenalitos

LOS HÍBRIDOS ESTÉRILES

En el caso de los híbridos estériles, al contrario que los híbridos fértiles, hay cruzamientos en los que resulta una prole estéril, que por lo tanto no nos hes de ninguna utilidad para la selección, sino que tiene su fin en sí mismo.

Este es el caso del acoplamiento entre canario y jilguero, cuyas hijas no ofrecen ningun interés, mientras que los machos heredan el canto del canario, pero sobre todo el canto del jilguero, lo que les hace unos preciados cantores

Los canarios, como todas las aves se reproducen primavera, aunque en cautividad pueden reproducirse durante todo el año; pero esto no es muy sano para ellos, puesto que la hembra se cansará mucho y podemos perderla, lo que no es lo que se busca. Al llegar la primavera, y con ella los días se alargan y suben las temperaturas, esto favorece la reproducción del canario, se inicia la época de cría, aunque como hemos dicho antes se puede adelantar la época, cosa que suelen hacer los criadores para tener jóvenes ejemplares a presentar en las exposiciones y concursos. Más adelante hablaremos del método empleado para adelantar la reproducción, pero por ahora nos centraremos en la época de reproducción natural.

EL INICIO OFICIAL DE LA EPOCA DE CRÍA.

Por tradición este inicio está establecido por San José, el 19 de marzo. Tal vez porque…, es el día del padre. De lo que no hay duda es de que entonces los días son ya lo bastante largos y calurosos para que haya buenas garantías de éxito al final de la incubación.

CUANDO LA HEMBRA QUIERE CONSTRUIR EL NIDO.

Una de las señales más evidentes de que tiene ganas de instalar el nido la hembra la da cuando se pone a dar vueltas por la jaula con una pluma o un objeto cualquiera en el pico, comosi estuviese buscando el mejor sitio para construirlo.

TODO AQUELLO QUE PRECISA LA FUTURA MADRE.

Para estar seguros de la buena marcha de la cría, también hay que preparar algunos utensilios que encontraremos sin dificultades en la tienda:

• La jaula tiene que ser suficientemente grande para albergar a toda la familia junta

• Dos portanidos de alambre cincado

• Dos o tres nidos de mimbre

• Dos o tres huevos artificiales

• Material para el relleno (hilachas de yute o de heno; menos apropiado es el algodón hidrófilo, que se pega a las uñas)

• Pasta de huevo

¿Y SI EL MACHO SE PORTA MAL?

Ocurre a veces que el macho molesta a la hembra durante la incubación y durante el crecimiento de los polluelos. A menudo si esto pasa es porque el macho desea aparearse de nuevo y la hembra, que ya solamente obedece y atiende a sus instintos maternales, lo rechaza. En ese caso lo mejor es separar al macho, por medio del tabique o metiéndolo en otra jaula, pero sin alejarlo demasiado, ya que continúa siendo importante que los dos progenitores se vean y se oigan.

UNA PEQUEÑA AYUDA EN EL MOMENTO DE NACER.

Para hechar una mano a los pequeños a salir de los huevos, podemos, hacia el final del período de incubación, mojarlos un poco para que la humedad facilite su rotura. Con la misma facilidad se le puede poner el baño a la hembra, de manera que cuando vuelva al nido los moje ella. Lo que no se debe hacer es intentar ayudar con las manos al polluelo en la dura labor de rotura y salida del cascarón, ya que entonces se corre el riesgo de hacerlo sangrar y ocasionar su muerte.

EL DESAROLLO DE LOS POLLUELOS.

Al acabar de nacer los polluelos son capaces sólo de estirar el cuello y de abrir extremadamente el pico en petición de comida. Las heces, envueltas en una membrana, las ingiere la madre.
Al sexto día empezarán a abrir los ojos.
Hacia el octavo día se observarán los primeros intentos de depositar las heces fuera del nido.
Entre el octavo y el décimo día hay que ponerles la anilla en la pata.
Alrededor del duodécimo día asistiremos a la aparición del primer plumaje.
Hacia el decimoctavo empezarán a efectuar las primeras salidas del nido.
Al mes se efecturará la desvinculación de los padres.