VITAMINAS (Propiedades)

VITAMINA A: Es el retinol que es fundamental para el crecimiento óseo y de la piel. Regula el crecimiento general y es necesaria para la formación de la púrpura visual, siendo fundamental para una perfecta visión. La vitamina A se encuentra en el aceite de hígado de pescado, en el huevo y se activa con los baños de sol.
PRO VITAMINA A: Es el beta-caroteno que en la pared intestinal se transforma en vitamina A y actúa a largo plazo contra las afecciones cardiorespiratorias.
VITAMINA B-1: Es la tiamina que es fundamental para la transmisión de impulsos nerviosos.
VITAMINA B-2: Es la riboflavina que es fundamental para la formación de glóbulos rojos.
VITAMINA B-3: Es la niacina que es fundamental por su acción vasodilatadora.
VITAMINA C: Es el ácido ascórbico que es fundamental en la absorción de hierro. Es abundante en frutas y productos vegetales como la lechuga, mientras más verde sea, mejor, por ejemplo, la lechuga romana. Es muy importante para disminuir las infecciones, ayuda a la buena respiración de los canarios.
VITAMINA K: Es necesaria para una buena coagulación. Existe en vegetales y en el huevo. Su deficiencia produce hemorragias internas.
VITAMINA E: Es el Alfa-tocoferol que es fundamental para el sistema inmunológico o de defensa y para la reproducción de muchos animales, entre ellos nuestros pajaros. Es importante para el desarrollo de sus funciones reproductoras. Abunda en el aceite de germen de trigo y en la jalea real.
Vitamina B12: Es antianémica, interviene en el proceso de formación de glucosa, o sea, es utilizado por el organismo como combustible.
VITAMINA D: Es el colecalciferol que es fundamental para la función muscular, moviliza el calcio de los huesos y estimula la reabsorción del calcio en el riñón.Es imprescindible para el normal metabolismo del calcio y del fósforo, su carencia causa trastornos en los huesos como raquitismo y reblandecimiento. Se encuentra en el aceite de hígado de pescado y en el huevo. Puede producirse sin embargo con moderados baños de sol.
COLINA: Impide el depósito de grasa en el hígado.
FLAVONOIDE: Sustancia que durante mucho tiempo se la conoció como vitamina P. Está encargada del tratamiento y prevención de accidentes vasculares.
CALCIO: Constituye los huesos e interviene en la coagulación de la sangre. También participa en la transmisión nerviosa y forma parte de la estructura de varias enzimas.
FÓSFORO: Compone, junto al calcio, los huesos y otras estructuras. Forma parte de muchas sustancias orgánicas implicadas en la obtención y transmisión de energía y material genético.
POTASIO: Establece equilibrio entre las sales y los líquidos que forman parte del organismo. Participa en el mantenimiento de la presión osmótica(dentro de la célula), de la transmisión nerviosa.
SODIO: Participa en el mantenimiento de la presión osmótica( al exterior de la célula). Interviene también en la transmisión nerviosa y en la mantención del equilibrio ácido-base.
MAGNESIO: Confoma(entre otros) el hueso. Indispensable para el buen funcionamiento de los músculos, nervios y huesos. Es necesario para la actividad de muchas enzimas; especialmente las que intervienen con el ATP(Adenosina trifosfato). En este proceso, el magnesio se une al ATP y no a la enzima.
HIERRO: Posibilita que el oxígeno llegue a todas las células. Esto se debe a que forma parte de la hemoglobina y de la mioglobina( que transporta oxígeno al músculo). También forma parte de bastantes enzimas Este mineral se puede almacenar grandes cantidades en, asociado a una proteína llamada ferritina.ZINC: Conforma bastantes enzimas. Por ejemplo: carbónico-anhidrasa y la fosfatasa alcalina.
MANGANESO: Conforma enzimas. Por ejemplo: la superoxido dismutasa mitocondrial.
COBALTO: Se encuentra exclusivamente formando parte de la vitamina B12.
SELENIO: Conserva la elasticidad de los tejidos.Retrasa, al parecer, el envejecimiento celular. SILICIO: Interviene,al parecer,en la formacion de hueso y colágeno.
YODO: Se encuentra en las hormonas tiroideas. Esta es su única función biológica.
Acido Fólico: Parte del complejo B. Necesario para la regulación del proceso de renovación de las células sanguíneas, su falta produce anemia.
El desarrollo de estados carenciales de vitaminas o avitaminosis pueden manifestarse con múltiples síntomas como:
Déficit de vitamina A: en general, trastornos del crecimiento y de la osificación, alteraciones patológicas de la mucosa y de la piel, alteraciones de la capacidad visual (ceguera nocturna). Mayor propensión a contraer enfermedades y trastornos de la reproducción.
Déficit de vitamina D: en general, trastornos del crecimiento, deformaciones óseas y articulares, raquitismo.
Déficit de vitamina E: en general, falta de celo, temblores, caídas, convulsiones, y ataxia.
Déficit de vitamina K: en general, alteraciones en la coagulación sanguínea y en reproductoras ocasiona un aumento de la mortalidad embrionaria.
Déficit de vitamina B2: en general, oftalmias y desprendimientos de retina.
Déficit de vitamina B1: en general, debilitamiento y retraso general, astenia, trastornos del sistema nervioso y del metabolismo.
Déficit de vitamina B6: en general se manifiesta en crecimiento retrasado, inflamaciones cutáneas, alteraciones en el sistema nervioso periférico y central.
Déficit de ácido nicotínico: en general alteraciones cutáneas, crecimiento retardado, inflamaciones y ulceraciones en las mucosas, alteraciones articulares similares a la perosis y reducción de la puesta en aves.
Déficit de pantotenato de calcio: en general, se puede manifestar en trastornos gastrointestinales, hormonales, espasmos y fenómenos de parálisis.
Déficit de ácido fólico: en general, anemias, retardos del crecimiento, diarreas.
En aves despigmentación de plumas coloreadas y mala producción de huevos.